5G

5G: un nuevo mundo conectado a nuestro alcance

¡Ya ha llegado! Con el justo equilibrio entre velocidad, latencia y costo, se espera que la tecnología 5G desate todo un ecosistema masivo de IoT y herramientas conectadas, satisfaciendo las necesidades de comunicación de miles de millones de dispositivos que solo esperan una conexión adecuada para desarrollar todo su potencial. Sin duda, esta nueva tecnología es un auténtico paso adelante para nuestros teléfonos inteligentes, pero sobre todo está llamada a revolucionar muchos sectores de la nueva industria 4.0.

Hace no tanto tiempo, el simple concepto de la videoconferencia nos parecía algo reservado a importantes reuniones entre multinacionales y películas como Misión Imposible. Ahora, podemos hacerlo con un smartwatch, y bajo tierra. Pero hemos llegado aún más lejos. Hoy, las redes 5G permiten que los sistemas de comunicación entre personas sean cada vez más realistas desde el punto de vista cognitivo.

Este mismo mes de junio se han celebrado en Valencia el Global 5G Event y el congreso EuCNC2019, dos eventos de renombre internacional que han permitido conocer todas las claves sobre el presente y futuro de esta asombrosa tecnología, más allá de su presentación oficial que Bizintek pudo analizar al detalle en el pasado Mobile Word Congress.

De hecho, allí tuvo lugar la primera videoconferencia holográfica 5G del mundo, desarrollada por las multinacionales ZTE y Orange: un hito técnico que en el futuro acercará a nuestros hogares la posibilidad de charlar con otra persona en un entorno virtual, como si realmente estuviéramos participando en una conversación cara a cara.

Con velocidades potencialmente cien veces más rápidas que el 4G estándar, esta nueva red permitirá llevar una conexión de datos de altas prestaciones a cualquier punto de la geografía, sin necesidad de costosas infraestructuras para la conducción de cables. Actualmente, existen unos 7.000 millones de dispositivos conectados en el mundo. Con el 5G, las predicciones estiman que en solo unos años serán 20.000 millones. Casi nada.

No todo es velocidad

Ya hemos asumido que la primera ventaja apreciable de la red 5G es su enorme velocidad, pero también es un sistema más inteligente que el 4G. La clave reside en su bajísima latencia, que permite obtener tiempos de respuesta muy cortos y jamás experimentados hasta ahora.

En este aspecto, la latencia es fundamental para el correcto funcionamiento del Internet de las cosas (IoT), ya que es básicamente el tiempo que tarda un dispositivo en establecer la conexión, sin importar el ancho de banda. Dicho de otro modo, con el 5G desaparece el desfase temporal entre servidor y dispositivo. En casa, esta ventaja se traduce en que por fin podremos celebrar los goles de nuestro equipo en tiempo real sin tener que escuchar antes los gritos de un vecino con una conexión más avanzada que la nuestra.

No obstante, la baja latencia del 5G significa seguridad: supondrá toda una revolución en muchos sectores, como la industria 4.0, la conducción autónoma, la medicina, el desarrollo de los drones y de sus funciones… Los vehículos y los hogares son dos ejemplos de la gran revolución del IoT que se avecina

8 datos característicos del 5G​

  • Velocidad de hasta 10Gbps, entre 10 y 100 veces superior a las redes 4G
  • Latencia de 1 milisegundo
  • Una banda ancha 1000 veces más rápida por unidad de área
  • Hasta 100 dispositivos más conectados por unidad de área (en comparación con las redes 4G LTE), ya que puede coexistir con otras señales inalámbricas sin ningún riesgo de interferencia: opera en tres bandas de espectro diferentes
  • Disponibilidad del 99.999%
  • Cobertura del 100%
  • Reducción del 90% en el consumo de energía de la red
  • Hasta 10 diez años de duración de la batería en los dispositivos IoT de baja potencia

La optimización de esta tecnología significa poder aplicarla a todo tipo de dispositivos, ya que gracias al reducido consumo energético de la red, los objetos conectados cuentan ahora con mayor margen para mejorar su batería, superando el gran obstáculo del IoT hasta el momento: la limitada duración de su autonomía. Por ejemplo, los smartwatch podrían despegar definitivamente, ya que su principal inconveniente a día de hoy continúa siendo el reducido tiempo que funcionan con una carga completa respecto a los relojes tradicionales.

Por último, la tecnología Wi-Fi tiene un alcance reducido, así como latencias y velocidades sometidas a limitación. En pleno desarrollo de la industria 4.0, muchos servicios del IoT están exigiendo mayor ubicuidad, movilidad, rendimiento en cuanto a la velocidad y, sobre todo, mejor tiempo de respuesta para poder desarrollar todo su potencial. ¡Ha llegado su momento!

En Bizintek hemos sido siempre pioneros en la incorporación de la última tecnología inalámbrica en nuestros dispositivos conectados, como fueron en su día el 4G, las redes WiFi y Bluetooth, el sistema Zigbee, los entornos virtuales… Como expertos en diseño electrónico y desarrollo de productos tecnológicos, hoy exploramos las increíbles posibilidades que nos abre la comunicación 5G para crear soluciones innovadoras, que hagan realidad los proyectos de nuestros clientes y optimicen sistemas efectivos ya en funcionamiento.