inteligencia artificial

Inteligencia artificial creativa: ¿puede un robot contar un chiste?

¿Estamos preparados para los nuevos límites de la inteligencia artificial? En los últimos tiempos, la IA ha dado pasos de gigante en su desarrollo, tanto en términos de aplicaciones como a la hora de crear comportamientos cada vez más “humanos”. Hoy, existen bots y algoritmos capaces de crear obras de ficción, sinfonías o incluso cuadros dignos de Velázquez. No obstante, ¿hasta qué punto es creatividad o reproducción de patrones? Esta semana Bizintek aporta otra visión sobre la inteligencia artificial creativa.

La inteligencia artificial parece imparable. Desde neveras conectadas que “aprenden” nuestros hábitos y elaboran una lista de la compra individualizada hasta complejos algoritmos que permiten organizar el tráfico en una gran ciudad, prediciendo las zonas y momentos de mayor congestión. Hoy, la IA parece capaz de todo. No obstante, los miles de desarrolladores que trabajan en este campo tecnológico, en todo tipo de sectores y aplicaciones, aún tienen una importante espina clavada: la creatividad y el humor.

La mente humana es todo un misterio, y las conexiones que establece nuestro cerebro a la hora de interpretar y comunicar la información quedan aún muy lejos del alcance de la IA. Sin embargo, lograr una inteligencia artificial “humana” es el santo grial de esta tecnología, y sin duda se están dando pasos hacia la consecución de esta meta.

Man vs. Machine

Todo arrancó en Filadelfia (EE.UU.) en 1996, cuando el superordenador de IBM Deep Blue se impuso al entonces campeón de ajedrez, Garry Kaspárov, en la primera partida de un encuentro pactado a seis. Conmoción total. A pesar del mazazo, el gran maestro ruso dominó con tres victorias, y dejó el marcador final en 4 a 2 a su favor. La máquina seguía por detrás de la persona, pero demostró su increíble capacidad para reproducir nuestros pensamientos. No obstante, a día de hoy, muchos programas de ajedrez modernos darían una auténtica paliza al mejor jugador del mundo en apenas segundos.

Hoy la IA nos puede llevar a Marte, o incluso componer una sinfonía que nada tendría que envidiar a una de Beethoven, pero no consigue ser realmente graciosa. ¿Sería capaz un robot de reírse con el humor negro?

¿Cómo sería un cómic escrito por una inteligencia artificial?

Los algoritmos son capaces de reconocer un tumor en una persona, pero no una broma espontánea o una ofensa. Sin embargo, es cierto que se han logrado conductas sorprendentes que podrían rozar la creatividad humana. Por ejemplo, ¿cómo sería un cómic de Spider-Man escrito por un bot de inteligencia artificial? Pues bien, Marvel ha realizado un experimento para comprobar que un robot efectivamente puede “escribir” un guión. Pero, ¿con qué resultado? ¿Se traduce en creatividad o es una sencilla repetición de patrones?

El hecho es que Marvel ha conseguido que un bot informático absorba miles de horas de películas de Spiderman y cientos de miles de páginas de sus cómics, para así captar la esencia de los personajes y de la historia. El bot lo consiguió, y la historieta ha sido publicada en el número 25 de Amazing Spider-Man como un relato independiente al final de la revista. Pese a que el bot captura con éxito la naturaleza de los personajes, algo hace que después todo se mezcle de forma absurda y da como resultado situaciones hilarantes.

Otro pequeño paso para la IA, un gran salto para nosotros

A pesar del tinte rocambolesco que adquiere toda la trama, este hito tecnológico y creativo puede compararse con la primera partida que ganó Deep Blue (el programa de ajedrez de IBM) a Kasparov (el entonces número uno). Es un comienzo, y sin duda en los próximos tiempos la IA tendrá la capacidad de ser más creativa, ofreciendo conexiones más naturales entre la mente humana y las aplicaciones tecnológicas.

Ahora, el gran desafío consiste en implantar la conciencia, el humor y la creatividad en un sistema electrónico. ¿Es capaz un robot de contar un chiste? En principio sí, pero no sería espontáneo, ya que no cuenta con el bagaje cultural, social y de aprendizaje que poseemos. Según la periodista y escritora Marta García Allert, autora de Lo Imprevisible (Planeta), “el humor, como al estupidez, resumen lo que nos vuelve imprevisibles a los humanos”. Hemos sido muy generosos en prestar a las máquinas la palabra inteligencia…”. Según García Allert, “nuestra salvación es la ironía”.

Como expertos en diseño electrónico y desarrollo de productos y aplicaciones de alta tecnología, en Bizintek confiamos en la IA y los entornos digitales como herramienta de futuro para optimizar nuestra vida cotidiana. Nuestra forma de entender la innovación pasa por encontrar soluciones adecuadas y efectivas a cada idea, es decir, haciendo realidad los proyectos de las personas.