Internet of Things

Internet of Things (IoT) es un concepto que se basa en la interconexión de cualquier objeto a Internet. Desde el frigorífico de tu propia casa hasta la máquina más precisa dentro de una línea de producción. El objetivo es hacer que todos estos dispositivos se comuniquen entre sí y con nosotros y, por consiguiente, sean más inteligentes e independientes. Su trascendencia puede ser brutal tanto en ámbitos económicos como sociales, mayor incluso que la era digital.

Hasta hace poco los dispositivos y  por tanto, internet eran dependientes de los seres humanos para recabar información. La mayoría de los datos disponibles en internet fueron inicialmente creados por humanos—a base de teclear, presionar un botón, tomar una imagen digital o escanear un código de barras.

El problema es que las personas tienen tiempo, atención y precisión limitadas. Y es que el Internet of Things permite que los dispositivos interactúen con elementos de la vida real y ganen independencia de los seres humanos, dejándonos a nosotros al mando de lo realmente importante. Según la consultora Gartner, en 2020 habrá en el mundo aproximadamente 26 mil millones de dispositivos conectados a Internet. Wow!

Un ejemplo sencillo: imaginad toda la línea de eventos que ocurren desde que terminas un yogurt de tu nevera hasta la fábrica que lo envasa. Imaginad que todo ese proceso se realizase sin intervención human… Tu nevera detecta que te quedan pocos yogures y hace un pedido online automático a tu supermercado, el supermercado recibe el pedido y lo prepara en su almacén automatizado. Si el stock de yogures disminuye lanza un pedido al proveedor de yogures que automáticamente gestiona la carga de producción y transfiere las órdenes individuales a cada una de las máquinas de producción. Esto que parece una utopía, es ya hoy posible.

Internet of Things Bizintek

En Bizintek tenemos experiencia en el desarrollo de productos conectados. Algunos de los aspectos fundamentales a tener en cuenta en el diseño de estos dispositivos son:

  • ORIENTADOS A LA CONEXIÓN: Los dispositivos se pueden conectar a Internet empleando diferentes tecnologías dependiendo de la aplicación y de la necesidad de volumen de información a intercambiar, consumo energético, precio… Algunas de las tecnologías de conexión posibles son Wifi, Bluetooth, NFC, LORA, Sigfox, Zigbee, 3G, GPRS, Ethernet.
  • COSTES DE PRODUCCIÓN: Como la propia definición del IoT implica, damos conexión a equipos que antes no la tenían. Por eso es muy importante que el coste de esa conexión y su impacto en el producto final no sea mayor que la funcionalidad que se aporta. Como cualquier tecnología a desarrollar su objetivo es incrementar las ventas, reducir los costes o mejorar su funcionalidad a un precio competitivo.
  • BAJO CONSUMO: En muchas ocasiones los productos conectados se alimentan con baterías recargables o no. En cualquier caso, el consumo energético es un factor fundamental en el desarrollo de nuevos productos de IoT. Hoy en día es posible desarrollar objetos conectados con una vida de hasta 5 años con unas pilas convencionales.

Ejemplos de proyectos Bizintek que hacen uso de IoT:

Aparka | CoolLogger | Cyrcle | Boletus | Blueactio | Airtraq | Glassy.

Enlaces de interés:

Innovación BBVA: Internet de las cosas | 20 Minutos | Hipertextual