Industria 5.0

La Industria 5.0 llama a las puertas ¿estamos preparados?

Hace ya tiempo que el concepto de Industria 4.0 llegó para quedarse. Ya no es un término abstracto marcado por tecnologías imposibles. Hoy, la digitalización ya es un hecho, la inteligencia artificial está entre nosotros y no nos sorprende su presencia, nuevas máquinas aparecen cada día… Ahora, en Bizintek nos preguntamos, ¿cuál es el siguiente paso? Hoy, la Industria 5.0 ha llegado a nuestra puerta, y lo hace para quedarse.

No llevamos ni una década hablando de Industria 4.0, pero para algunos visionarios ya es hora de estudiar el siguiente paso. Muchas empresas aún tratan de asimilar en qué consisten los cambios que implica esta evolución tecnológica del sistema socioeconómico, otras ya se han adentrado de pleno en la era digital y unas pocas privilegiadas encaran a marchas forzadas la siguiente gran revolución industrial: estamos ante la Industria 5.0.

¿Qué diferencia hay entre Industria 4.0 e Industria 5.0?

Como ya hemos analizado en Bizintek en anteriores posts , el concepto de Industria 4.0 es una realidad actual en pleno desarrollo, marcado por una línea directriz: la digitalización de los procesos productivos en la industria, bien mediante sensores bien mediante sistemas de información, con el objetivo de transformar dichos procesos para hacerlos más eficientes. Las principales características de su desarrollo son un continuo crecimiento y un ritmo de cambios muy rápidos, con el objetivo de prosperar y mejorar los niveles de vida a través de servicios y productos de alto valor añadido.

Ahora bien, a diferencia de la industria 4.0, donde predominan los robots industriales, en la Industria 5.0 se va más allá de la propia tecnología, el ser humano es el protagonista y la máquina está a su servicio. Ya en 2015, el concepto de Sociedad 5.0 nació en Japón para proyectar un sistema en el que nadie se quede atrás. Se trata de poner a la sociedad en el centro de las transformaciones tecnológicas en curso en la Cuarta Revolución Industrial. De este modo, con la tecnología como elemento catalizador y transformador, la clave está en aprovechar sus beneficios para el bien común de los ciudadanos de una manera igualitaria, creando una sociedad superinteligente que pone a la persona en el centro de la Industria 4.0.

Las características de la Industria 5.0

En palabras más sencillas: en la Industria 4.0, los humanos monopolizan la generación de conocimiento e inteligencia con ayuda de la tecnología, y la Industria 5.0 va dirigida a que esa generación de conocimiento e inteligencia provenga de las propias máquinas, mediante un uso de la IA al servicio de las personas.

  • Fabricación personalizada. La Industria 5.0 supondrá un boom de los productos a la carta. Actualmente, disponemos de un abanico casi infinito de productos, por lo que el próximo paso es adaptarlos a las necesidades individuales gracias a las nuevas posibilidades tecnológicas de producción.Llegan los cobots. Son necesarios para cumplir el punto anterior: de la mano del ingenio humano, los robots colaborativos se encargarán de generar los productos. Así, esta tecnología será la clave fundamental de la Industria 5.0.
  • Empoderamiento humano. Se destruirá empleo, es cierto, pero se generará otro de calidad. Se delegarán las tareas mecánicas, peligrosas y rutinarias a la Inteligencia Artificial. Así, las personas tendrán más tiempo para desarrollar con éxito esas tareas que solo la razón puede ejecutar.
  • Inmediatez y calidad. Toda la cadena de valor será mucho más rápida gracias a la colaboración entre tecnología y personal. Desde la materia prima a la logística, pasando por la producción y la comercialización, las máquinas impulsarán un ciclo industrial marcado por la rapidez.
  • Medioambiente y sostenibilidad. Ya lo estamos viendo. Gracias al desarrollo tecnológico, muchas compañías enfocan su estrategia largo plazo en formas de producción sostenible basadas en energías renovables, reutilización, uso responsable… El gran reto de la Industria 5.0 en este sentido es reducir la cantidad de residuos de todo tipo que genera nuestro sistema industrial.

La sociedad, en el centro de la Industria 5.0

Una cosa está clara: es cierto que las entidades que enfoquen su estrategia productiva en el nuevo marco que plantea la Industria 5.0 ocuparán una posición privilegiada en futuros mercados, además de contar con una estructura flexible para capear posibles temporales económicos. No obstante, también tendrán una misión: mostrar al resto del mundo las ventajas de la tecnología a nivel humano, para así convencernos de sus beneficios.

En Bizintek, nuestra especialidad es poner la tecnología al servicio de la sociedad. Siempre hemos planteado cada proyecto desde el punto de vista humano, buscando maneras para encontrar soluciones accesibles para cada caso. Cada vez que nace una nueva tecnología, nuestro deber es lograr materializarla en aplicaciones útiles, eficientes y enfocadas a mejorar la vida de las personas, ya sea en su trabajo, sus tareas cotidianas o sus aficiones.