línea coating bizintek

Coating: ¿qué es y para qué sirve?

Habrás oído hablar de este proceso, pero seguro que no estás seguro de lo que es. El coating, o barnizado de componentes, es un paso fundamental en la fabricación de cualquier dispositivo tecnológico. Desde un simple horno microondas hasta el más potente ordenador de la Nasa, la gran mayoría de aparatos electrónicos que utilizamos cuentan con piezas diminutas, sensibles y sometidas a intensas temperaturas y condiciones específicas. Requieren una protección especial para obtener resultados que cumplan con todos los requisitos de funcionamiento, seguridad, durabilidad y, sobre todo, calidad.

Entrevista a Isa García, Directora de Producción de Bizintek Innova y responsable de coating

Así es, el coating es una forma efectiva de proteger ciertas partes vitales de un sistema electrónico, pero es un proceso complejo y no exento de desafíos tecnológicos. Tal y como anunciamos recientemente, Bizintek Innova cuenta con una innovadora línea de coating selectivo, curado y dispensación de componentes. Parece un proceso extremadamente técnico, pero esta semana contamos con la ayuda de Isa García, Directora de Producción de Bizintek, que en pocas palabras nos explica la importancia de esta etapa crucial en el desarrollo de cualquier producto tecnológico. Tras casi 9 años en la ingeniería vasca, esta especialista en montaje electrónico es la persona indicada para desvelar todos los secretos del coating.

¿Antes de nada, en qué consiste ser Directora de Producción de Bizintek?

Isa García: Para empezar, mi perfil es muy técnico, y no es lo habitual en un puesto como el mío. Mi trabajo como tal consiste en la planificación y en la gestión de personas, con un objetivo prioritario: que el pedido salga en forma de producto terminado, tal y como tiene que salir, cumpliendo con todas las expectativas del cliente y mejorando las prestaciones siempre que sea posible.

Un aspecto muy importante pasa por actuar como enlace entre ingeniería y producción: lo llamamos ingeniería solapada, un vínculo eficaz y flexible entre la industrialización propiamente dicha y el soporte técnico. Trabajamos con una dinámica de futuro: gracias al análisis previo de una serie de criterios, definimos cómo programar cada máquina para completar con éxito un diseño. También recibo los pedidos de los clientes y, en consecuencia, planifico la estrategia para los próximos meses o años.

Mi misión sería liderar y formar al equipo, fabricar productos sostenibles y fiables colaborando en el proceso de desarrollo, cumplir e incluso mejorar las expectativas de los clientes y del resto de departamentos, trabajar en la mejora En conclusión, se podría decir que mi misión es producir diseños que, desde el primer momento, sean viables.

¿Qué es exactamente el coating, para los profanos?

Coating significa barnizado, y su función es proteger los circuitos impresos y sus componentes electrónicos por dos motivos principales. Por una parte, para preservarlos de influencias medioambientales como pueden ser la humedad, las sustancias químicas, el polvo, las temperaturas extremas, la corrosión… Y por otra, para conseguir la estabilización de componentes críticos, con una conducción más controlada, logrando así una resistencia de aislamiento óptima entre conductores.

¿Por qué es tan importante esta etapa en el desarrollo de dispositivos tecnológicos?

Preservar la integridad de un componente repercute directamente en el aumento de la vida útil y la fiabilidad de funcionamiento de los productos electrónicos. Debemos tener en cuenta que, hoy en día, los componentes que utilizamos son mucho más complejos que hace una década y, a nivel de montaje, los procesos también han evolucionado. De ahí que los tratamientos de protección también sean un paso cada vez más importante de la fabricación.

¿Cómo funciona exactamente el coating?

Es relativamente sencillo: se trata de barnizar los componentes con una capa de protección específica para cada aplicación y pieza, y dejarlos listos para su manipulación. Nuestra línea automatizada de coating cuenta con barnizado selectivo, horno de curado IR y dispensación.

Durante la fase de revestimiento, se cubren de forma precisa y homogénea las zonas susceptibles con polímeros en capa fina llamados barnices o recubrimientos conformables de baja viscosidad (conformal coating). En función de la aplicación y de los requisitos, la capa protectora puede alcanzar espesores que van de unos pocos micrones a varios milímetros.

La línea de coating está equipada con cerramiento y extracción, lo que permite a Bizintek asegurar tanto la reproducibilidad del proceso como la calidad del producto final, ya que se evita la entrada de aire e impurezas, así como la desigual aplicación del recubrimiento. Otra ventaja reside en que estos equipos pueden seleccionar qué zonas del circuito impreso se desean revestir gracias al procedimiento conocido como dam and fill, donde se emplean dos materiales de encapsulado de diferente viscosidad y varias boquillas de dispensación.

No obstante, ciertos tipos de materiales de encapsulado se comportan de distinta manera en función del acabado de los circuitos y componentes. Por este motivo Bizintek comprueba previamente la adherencia y humectación del material empleado sobre cada diseño, teniendo en cuenta cada uno de sus componentes, meniscos de soldadura y conductores de cobre.

¿En qué tipo de dispositivos se emplea el coating para proteger sus componentes?

Desde el punto de vista del usuario corriente es un proceso habitual en electrónica de consumo, principalmente en la fabricación de todo tipo de electrodomésticos. Sin embargo, el coating de componentes se emplea en todos los ámbitos industriales en los que se necesita garantizar la máxima fiabilidad. Se trata de una condición sine qua non en automoción, aeronáutica, alumbrado, en el sector militar… En definitiva, es imprescindible en todas aquellas aplicaciones que requieran una sobreprotección de los equipos y las personas. El sector eléctrico también utiliza este proceso para mejorar el aislamiento de sus componentes.

¿Qué valor competitivo aporta esta nueva línea a Bizintek?

Sin duda supone un valor añadido para trabajar con ciertos segmentos industriales que requieren este tratamiento en prácticamente todos sus componentes. El  coating permite acceder con más fuerza a mercados como la automoción y el transporte, donde la seguridad y la calidad de cada componente son un requisito; también se utiliza para optimizar productos y ayudar a clientes cuyos diseños no cumplen con la normativa de aislamientos eléctricos.

¿Han mejorado los productos de Bizintek gracias a la gestión interna del coating?

Sí, desde luego. Hasta ahora, Bizintek había subcontratado este proceso, pero era mucho más complicado ejercer un control total sobre la calidad a través de terceras partes. El objetivo de esta empresa es alcanzar siempre la máxima calidad, una premisa que se veía comprometida en esta parte de la industrialización, y suponía un desequilibrio. Por ello se decidió integrar el coating en el ciclo completo de fabricación.

¿Cómo se integra una línea completa en una ingeniería de desarrollo electrónico?

Tras constatar los mayores handicaps que implicaba recurrir a montadores externos, se seleccionó la maquinaria idónea para formar nuestra propia línea adaptada a los requisitos de calidad de nuestros clientes. Lo cierto es que fue una apuesta de envergadura a nivel productivo: toda la instalación ha supuesto una inversión de casi 200.000 euros, y poner en marcha una línea de coating desde cero es todo un desafío. Se trata de un proceso muy complejo, y obtener los resultados perfectos requiere grandes dosis de tiempo, experiencia y formación, pero sobre todo intuición para predecir las condiciones adecuadas de utilización de los equipos.

¿El coating tiene futuro?¿Se pueden desarrollar nuevos productos?

Antes podíamos fabricar nuevos productos electrónicos, pero no podíamos completar del todo el proceso, sobre todo por el control sobre la calidad final. Actualmente, el coating es la solución probada más fiable disponible en el mercado. Además, nuestra línea automatizada está fabricada en España por Innomelt, una reputada empresa de Toledo, y esa cercanía aporta confianza y soporte a todos los niveles. Siempre que es posible tratamos directamente con el fabricante ya que, en ingeniería, la comunicación siempre es positiva.

En definitiva, la nueva línea de coating instalada por Bizintek permite reunir y combinar internamente todos los recursos tecnológicos para ofrecer la máxima calidad en cualquier diseño electrónico, cumpliendo con los más elevados estándares de seguridad y eficiencia. En este sentido, muy pocos actores industriales cuentan con los equipos necesarios para garantizar un total control del proceso a todos los niveles, desde el primer contacto con el cliente hasta entregar un producto de calidad, funcional y listo para su comercialización.