ciberseguridad

El difícil trabajo de los CISO. ¿Cómo enfrentarse a mil ataques diarios?

Las recientes evoluciones tecnológicas como la transformación digital, el desarrollo del IoT, el crecimiento de la nube y la industria 4.0 nos aportan grandes beneficios en muchos aspectos, pero como desarrolladores de productos conectados, en Bizintek también analizamos los nuevos retos que van surgiendo, especialmente en cuanto a seguridad de la información se refiere.

¿Quién no teme sufrir el ataque de los hackers? Ya se trate de particulares, pequeñas empresas, instituciones o grandes multinacionales, pocos son los días en que no amanecemos con alguna alarmante noticia relacionada con problemas de ciberseguridad, ataques con malware, robo de datos confidenciales, destrucción de información digitalizada… o simplemente un ciberatraco.

Como es de esperar, ser víctima de esta nueva delincuencia puede tener consecuencias catastróficas, como pérdidas económicas millonarias o daños irreparables para la imagen de cualquier entidad. Para contrarrestar este tipo de amenazas, las empresas recurren cada vez más a expertos – muchas veces son hackers que han abandonado el lado oscuro – con los conocimientos más punteros en el sector, capaces de analizar e interpretar el gran volumen de datos que cualquier organización genera a diario, para así encontrar los fallos y los puntos exactos en los que se producen. Un dato significativo es que, a pesar de la creciente demanda de este tipo de especialistas, las empresas se enfrentan a un déficit de personal cualificado, lo que aumenta su nivel de indefensión.

Nuevos profesionales para prevenir el cibercrimen

Aquí entra en juego el CISO – Chief Information Security Officer en inglés –, que es la persona encargada de la seguridad de la información. No es simplemente alguien experto en informática, sino que se trata de un rol desempeñado a nivel ejecutivo, y su función principal es alinear el sistema de ciberseguridad con los objetivos de negocio. El CISO es un cargo que apareció hace ya 25 años, pero su papel sigue evolucionando a medida que el espectro de amenazas a la seguridad de la información se vuelve cada vez más complejo y amenaza con perturbar las funciones de prácticamente cualquier entidad. Según el Informe del Mercado Laboral de Adecco, el salario de un CISO en España está entre los 45.000 y los 95.000 euros.

El papel de un CISO incluye:

  • Generar e implantar políticas de seguridad de la información.
  • Garantizar la seguridad y privacidad de los datos.
  • Supervisar la administración del control de acceso a la información.
  • Supervisar el cumplimiento normativo de la seguridad informática.
  • Coordinar el equipo de respuesta ante incidentes de seguridad de la información.
  • Supervisar la arquitectura de seguridad de la información de la empresa.

A medida que aumenta el alcance de sus responsabilidades, actualmente los CISOs se ocupan posiciones cada vez más relevantes en el seno de muchas empresas: la ciberseguridad ya es un elemento clave a tener en cuenta para los resultados finales en la mayoría de grandes organizaciones, por no hablar de las plataformas digitales de las instituciones.

Ataques que evolucionan más rápido que las defensas

Por si fuera poco, los quebraderos de cabeza a la hora de gestionar los riesgos de una ciberseguridad que debe ser actualizada cada día se ven complicados por varios factores. Aparte de amenazas que cambian con endiablada rapidez, las personas en puestos CISO deben prepararse para la ampliación de la superficie de ataque provocada por la transformación digital de la sociedad y la economía, el aumento de la vulnerabilidad a medida que las redes se vuelven más complicadas, y unas amenazas cada vez más elaboradas y peligrosas.

A día de hoy, la ciberseguridad debe salir del aspecto meramente tecnológico para convertirse en un departamento impulsor y condicionante de cualquier estrategia empresarial. Un CISO debe adoptar un enfoque amplio basado en la gestión de riesgos de una organización, actuando menos como un ‘bombero’, para poder buscar posiciones proactivas y así prevenir los ataques.

Hoy, las nuevas tendencias plantean modelos de negocio basados en el mundo de las comunicaciones, el IoT y la gestión de grandes cantidades de datos. En consecuencia, en Bizintek estamos siempre a la última en cuanto a ciberseguridad se refiere. Nuestro objetivo es hacer llegar a nuestros clientes las soluciones más seguras, eficaces y funcionales desde todos los puntos de vista. Gracias a nuestros servicios de desarrollo de producto y diseño electrónico, tienes la garantía de que toda la información será protegida, tratada y custodiada por las personas más cualificadas del sector.